El próximo lunes 6 de diciembre a las 13:00 horas, en Gateway Church, Texas, los seguidores del predicador de la Christian Daystar Television Network, Marcus Lamb, rendirán un homenaje al activista contra las vacunas de covid-19 que murió el martes víctima de coronavirus. Así lo informó su esposa Joni Lamb. Su hijo había dicho que el contagio se trató de un “ataque espiritual del enemigo”.

El presidente y fundador de Christian Daystar Television Network falleció la mañana del 30 de noviembre, informó la televisora en Facebook, en el programa en vivo “Ministry Now”.

Su esposa, pese a esforzarse por no perder la compostura, no pudo evitar romper en llanto, igual que el resto de su familia.

Comentó que Marcus (1957-2021) era diabético, pero estaba sano, aunque después de ser diagnosticado con covid-19 y desarrollara neumonía fue hospitalizado un mes antes y finalmente murió.

“Nunca hablaba de eso, pero tenía diabetes, aunque la mantuvo bajo control. Estaba muy sano, comía sano, mantenía su peso bajo y su azúcar en buen nivel, pero al intentar tratarse por covid-19 y la neumonía, hizo que su nivel de azúcar en la sangre se disparara y disminuyera su novel de oxigenación, por eso fue al hospital, para poder tener oxígeno”, indicó.

Pese a su tragedia personal, señaló que en su programa siempre hablaron sobre los primeros tratamientos de protocolos sanitarios e incluso los usaron, al punto que ella superó rápidamente la enfermedad de covid-19, por lo que mantendrán su postura en su programa cristiano.

“A nuestra familia y amigos… Sabemos lo mucho que Marcus significó para muchos de ustedes, así que nos gustaría invitarlos a nosotros para un servicio conmemorativo especial para honrar y celebrar su vida el lunes 6 de diciembre de 2021, a la 1:00 pm en Gateway Church”, escribió el miércoles en su cuenta de Instagram.

Un mensaje similar fue publicado en su cuenta personal de Facebook y de Daystar Television.

“Gracias por todo el amor, apoyo y oraciones que han derramado por el fallecimiento de nuestro amado líder, Marcus Lamb, señaló en Twitter, junto con la esquela compartida en todas las redes sociales.

El 23 de noviembre, su hijo Jonathan Lamb describió que el contagio de coronavirus de su padre fue un “ataque espiritual del enemigo” y que, por mucho que sus padres hayan hablado en el programa televisivo cristiano sobre lo que estaba sucediendo en la pandemia y recomendando formas de tratar la enfermedad de covid-19, “el enemigo” no se contentó con eso y que estaba haciendo todo lo posible, dijo, por “acabar” con su papá.

En ese mismo programa, Joni Lamb pidió a sus seguidores que oraran específicamente para que los pulmones de Marcus se limpiaran de la neumonía por covid-19 y para que sus niveles de oxigenación se fortalecieran hasta que dejara el tratamiento y regresara a su casa.

“Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas el Señor lo libra. Salmo 34:19”, fue lo último que escribió Marcus Lamb, el 29 de noviembre, en su cuenta de Twitter.

Las redes reaccionaron y se polarizaron, entre quienes pensaron que era el karma, la selección natural o que las oraciones no funcionan.

¿Quién era Marcus Lamb?

Marcus fundó la red de Christian Daystar Television Network, en 1997, en Bedford, Texas, en Estados Unidos.

Durante la pandemia, él y su esposa promovieron polémicos puntos de vista sobre las vacunas contra covid-19 y las restricciones para contener la ola de contagios en el país.

En todos sus programas manifestaban su escepticismo en las vacunas y las recomendaciones de los profesionales de la salud de usar tapabocas, lavarse las manos y otras acciones contra la enfermedad.

A principios de año, junto con los antivacunas Robert F. Keneddy Jr y Del Bigtree, Lamb sostuvo que la vacuna contra covid-19 “no era realmente una vacuna, sino una inyección experimental peligrosa”. Sostuvo que las personas que se vacunaban morían o tenían trastornos neurológicos.

Antivacunas mueren de covid-19

Han sido muchos los activistas antivacunas que han fallecido de covid-19. Algunos se han arrepentido, ya muy tarde, por no haberse puesto el biológico. Estos son algunos ejemplos:

En septiembre pasado fallecieron los presentadores de radio y declarados antivacunas Dick Farrell, Phil Valentine y Marc Bernier tras contagiarse de coronavirus, así como el gurú de finanzas personales y antivacunas, de 74 años, Alan Steel.

Ese mes también murió el expiloto de motociclismo subcampeón español, Jorge Lis, de 46 años por coronavirus y tras rechazar la enfermedad, aunque antes de ser hospitalizado se arrepintió según sus familiares.

El 7 de agosto, David Parker, gerente del Club Louis, ubicado en Catterick Garrison, en North Yorkshire, en el Reino Unido, murió a los 56 años de covid-19 en el Hospital Darlington Memorial. No tenía comorbilidades, pero era un conocido promotor antivacunas contra covid-19.

El 2 de agosto, el inglés John Eyers, de 42 años, se arrepintió en sus últimos momentos por no haberse vacunado, luego de contagiarse y desarrollar la enfermedad grave de covid-19, contó su hermana Jenny.

“La única condición de salud preexistente que tenía era la creencia en su propia inmortalidad. Pensó que si contraía covid-19 estaría bien. Pensó que tendría una enfermedad leve. No quería poner una vacuna en su cuerpo”, indicó.

Con información de Proceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí