Ninguno de los tres candidatos más populares a la gubernatura de Baja California contempló propuestas relacionadas con el autismo durante sus campañas.

Lupita Jones, Jorge Hank Rhon y Marina del Pilar, realizaron todo un plan de trabajo donde los temas “clásicos” se llevaron los reflectores: economía, seguridad, obra pública y otros tantos que suelen ser los más hablados por su notoria importancia, una que en muchas ocasiones termina opacando problemáticas menos visibles, pero igual de relevantes, como el autismo.

La excandidata de la coalición Va por Baja California (PRI-PAN-PRD) y exreina de belleza, si bien anotó propuestas como ayuda a deportistas con capacidades diferentes, respeto a derechos humanos e igualdad de oportunidades, no puntualizó nada sobre fortalecer los Centros de Atención Múltiple (CAM) o brindar terapias gratuitas después de escuela.

Lupita Jones ofreció una conferencia de prensa en donde reconoció que los resultados en la elección para la gubernatura de Baja California no le favorecieron.
FOTO: VÍCTOR MEDINA/CUARTOSCURO.COM

De igual forma el excandidato del PES y empresario del Grupo Caliente olvidó u omitió tocar el tópico, enfocándose en propuestas relacionadas con la estabilidad económica para Universidad Autónoma de Baja California (UABC), creación de centros de idiomas y acceso a laptops e internet para los estudiantes.

Jorge Hank Rhon, candidato a la gubernatura de Baja California, estuvo presente en un encuentro con restauranteros. FOTO: OMAR MARTÍNEZ /CUARTOSCURO.COM

El caso de la exalcaldesa de Mexicali y contendiente de Morena es el más preocupante, ya que será ella quien se convertirá en la próxima gobernadora del Estado.

Si bien Marina Del Pilar menciona la intención de crear un Instituto para Personas con Discapacidad, así como un Instituto de Salud Mental en Tijuana, no menciona en esas ideas de proyecto un plan para la comunidad autista del Estado.

Marina del Pilar Ávila. DANIEL AUGUSTO /CUARTOSCURO.COM

Los pendientes con la niñez, juventud y adultos autistas son una realidad, una que Leonor Del Toro Norzagaray, presidenta de Fundación Alumbra Pro Niños Autistas A.C. y madre de un adulto con autismo, conoce de cerca.

“Empezaría diciendo que el problema es que no lo consideran como discapacidad y por eso no tienen derecho a muchos apoyos públicos”, dijo.

“El apoyo que da ahorita López Obrador (a través de la Secretaría de Integración y Bienestar Social), creo que son alrededor de 2 mil 700 al bimestre, pero no alcanza ni siquiera para pagar las terapias”, añadió.

El costo promedio de una escuela privada especializada en trabajar con niños que estén dentro de los Trastornos del Espectro Autista (TEA), es de 4 mil pesos, mientras que una hora de terapia ronda entre los 300 y 500 pesos, hasta 5 mil pesos a la semana por dos horas diarias de terapia, que suele ser el tiempo que se recomienda, comentó Del Toro Norzagaray.

“Hay niños que ocupan terapia de lenguaje, terapia de conducta, para hacer ejercicio y si no tienes dinero cómo le vas hacer para pagarlo. Y aparte necesitas que alguien lo esté cuidando, entonces cómo vas a trabajar”, apuntó.

Información difundida a través del boletín DGCS-291 de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señala que el autismo afecta a uno de cada 115 niños en México, mismos que requieren una serie de atenciones que el gobierno da a medias.

Un ejemplo de ello son los Centros de Atención Múltiple (CAM), según manifestó la presidenta de Fundación Alumbra Pro Niños Autistas A.C.

“Los maestros son buenos y hacen un gran esfuerzo, pero es insuficiente porque no tienen los recursos para estar comprando material o para que cada niño tenga una tablet, rompecabezas nuevos. Se ocupa mucho material y es caro. A parte tienen que anotarse en una lista de espera porque están saturados”, refirió.

“En el Centro de Autismo del DIF trabajan de las siete de la mañana hasta las siete de la noche con terapias, pero también están saturados”, agregó.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), reconoce en su nota “Trastornos del espectro autista”, publicada el 2 de abril de este 2021, la necesidad de mejorar las políticas públicas enfocadas a la población autista.

“Los esfuerzos de la OMS se centran en: aumentar el compromiso de los gobiernos con la adopción de medidas que mejoren la calidad de vida de las personas con autismo; proporcionar orientación sobre políticas y planes de acción que aborden el autismo en el marco más general de la salud, la salud mental y las discapacidades”, anotan.

De igual forma hablan de fortalecer la capacidad de los cuidadores y personal de salud para proporcionar una atención adecuada y eficaz a las personas con autismo, así como fomentar entornos inclusivos y favorables.

En Baja California se ha hecho muy poco para mejorar las condiciones de aquellos que viven con alguna de las condiciones de los Trastornos del Espectro Autista (TEA), dejando la carga en los padres de familia que tienen que hacer un considerable esfuerzo para costear la escuela y terapias que necesitan sus hijos.

Para las familias que subsisten con lo básico, pagar una institución privada y terapias particulares es casi imposible, inalcanzable si tienen más de un niño con TEA, dando como resultado que a estos se le complique avanzar en el aprendizaje escolar como en las tareas personales y cotidianas.

Ante ello, Del Toro Norzagaray considera urgente atender a la población autista de todas las edades, haciendo énfasis en los adolescentes y adultos.

FOTO: ARTEMIO GUERRA BAZ /CUARTOSCURO.COM

“Cuando tienen 14 años en adelante ya no hay ni centros privados, nomás hay uno o dos, entonces urge que los grandes tengan un centro donde les enseñen y les den terapia”, precisó.

“Abrir centros para que los muchachos grandes reciban una terapia ocupacional con algo que no les vaya a cortar, lastimar, quemar, algo como hacer una artesanía, que lo ocupen como terapia ocupacional y al mismo tiempo que ellos lo pudieran vender”, concluyó.

Las elecciones finalizaron y ya tenemos ganadora, Marina del Pilar, la cual todavía está a tiempo de voltear a ver a una parte de la población que lo demanda y que, sobre todo, tiene la capacidad y el derecho de ser parte de una sociedad, de beneficiarse y aportar a ella.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí