Gran parte de la provincia central china de Henan ha quedado bajo el agua el miércoles, siendo su capital Zhengzhou la más afectada tras quedar inundada por lo que, según los observadores meteorológicos, han sido las lluvias más intensas de los últimos 1.000 años, que han dejado ya 25 muertos.

En Zhengzhou, una ciudad de más de 12 millones de habitantes a orillas del río Amarillo, 12 personas murieron en una línea de metro inundada, mientras que más de 500 fueron rescatadas, según el gobierno local.

Un vídeo difundido el martes en las redes sociales mostraba a los viajeros con agua turbia hasta el pecho en un tren en la oscuridad y una estación de metro convertida en una gran piscina turbulenta.

“El agua me llegaba al pecho”, escribió un superviviente en las redes sociales. “Tuve mucho miedo, pero lo más aterrador no fue el agua, sino que cada vez había menos aire en el vagón”.

Desde la noche del sábado hasta última hora del martes, 617,1 milímetros (mm) de agua han caído sobre Zhengzhou, casi a la par que la media anual de la ciudad, de 640,8 mm.

Tras las lluvias torrenciales caídas desde el pasado fin de semana, el número de víctimas mortales en la provincia ha aumentado al menos a 25 el miércoles, con siete desaparecidos, según los medios de comunicación locales.

Cuatro de las muertes se han registrado en la ciudad de Gongyi —situada a orillas del río Amarillo, como Zhengzhou—, que ha sufrido el derrumbe generalizado de viviendas y estructuras debido a las lluvias.

La cantidad de lluvia que se registró en Zhengzhou durante los tres días fue algo que solo se ve “una vez cada mil años”, informaron medios locales citando a los meteorólogos.

El sistema de transporte de Zhengzhou permanece paralizado, y escuelas y hospitales quedaron aislados por la inundación.

Se prevén más lluvias en todo Henan durante los próximos tres días, y el Ejército Popular de Liberación ha enviado más de 5.700 soldados y personal para ayudar en las labores de búsqueda y rescate.

Entre el sábado y el martes, cayeron 617,1 mm de lluvia en Zhengzhou, casi el equivalente a su media anual de 640,8 mm.

LA PREVENCIÓN DE LAS INUNDACIONES, COMPLEJA

La vida de millones de personas en Henan se ha visto alterada por una temporada de lluvias inusualmente activa que ha provocado la rápida crecida de varios ríos en la vasta cuenca del río Amarillo.

Se han suspendido muchos servicios ferroviarios en Henan, un importante centro logístico en el centro de China. También se han cerrado muchas carreteras y se han retrasado o cancelado vuelos.

Las carreteras de una docena de ciudades han quedado gravemente inundadas.

“Los esfuerzos de prevención de las inundaciones se han vuelto muy difíciles”, dijo el presidente Xi Jinping el miércoles, abordando la situación en una declaración transmitida por la televisión estatal.

Decenas de embalses y presas también superaron los niveles de alerta.

Las autoridades locales dijeron que las lluvias habían causado una brecha de 20 metros en la presa de Yihetan, en la ciudad de Luoyang, al oeste de Zhengzhou, y que la presa “podría derrumbarse en cualquier momento”.

En Zhengzhou, la sede local de control de inundaciones dijo que el embalse de Guojiazui de la ciudad se había roto, pero que aún no se había producido la rotura de la presa.

Unos 100.000 habitantes de la ciudad han sido evacuados a zonas seguras.

El gigante tecnológico taiwanés Foxconn opera una planta en las afueras de Zhengzhou, junto al aeropuerto de la ciudad, que ensambla iPhones para Apple. Dijo que no había impacto directo en sus instalaciones, pero que había activado un plan de respuesta de emergencia.

Con información de Reuters.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí